Noticias Prensa

Planteles de educación técnica piden exención tributaria antes de cambiar a sin fines de lucro. El Mercurio. 19 de octubre 2016.

Tras asistir a nuestro seminario anual, el periódico nacional El Mercurio destacó la exigencia de Vertebral a recibir la misma garantía que las universidades.

La nota completa a continuación:

La próxima semana, la subcomisión mixta del Congreso Nacional analizará la partida presupuestaria para la educación superior, que contiene los dineros para la gratuidad en centros de formación técnica e institutos profesionales, cuyos estudiantes serán incluidos por primera vez.

Pero esa tramitación tendrá una particularidad, ya que será en paralelo a la discusión del proyecto que permite a los planteles técnicos convertirse de sociedades en organizaciones sin fines de lucro, para que puedan acceder a la fórmula.

El proyecto de transformación -que lleva un año en el Congreso y está en su segundo trámite- fue modificado con indicaciones del Gobierno, que buscaban facilitar la conversión y sumar así a más estudiantes. Sin embargo, las instituciones dicen que todavía no están conformes y piden un nuevo cambio antes de hacer el traspaso: que se las exima del pago de impuestos a la renta.

Actualmente, las universidades estatales y las privadas reconocidas por el Estado son las únicas instituciones de educación superior que están libres del pago de impuestos, debido a su rol en la enseñanza, y los planteles técnicos piden que se les aplique el mismo criterio.

Patricia Noda, vocera de las instituciones agrupadas en Vertebral, explica que “si los IP y CFT van a ser sin fines de lucro, pensamos que hay que equiparar las condiciones y debiera haber una exención. El Duoc UC tiene una exención, por particularidades especiales, pero pensamos que eso debiera extenderse al resto del sector”.

Lo mismo cree Cristóbal Silva, rector de Esucomex, quien plantea que de todas formas ya ha habido avances en temas tributarios, como en el caso de que la sociedad decida donar los bienes a la nueva corporación: “Ahí se generaba un impuesto a la donación, pero las indicaciones del Ejecutivo reconocen ese aporte como un gasto y removieron ese obstáculo”, puntualiza.

Algunos rectores tienen otras dudas para transformarse. Jorge Narbona, del IP Chile, dice que debe haber “mecanismos de convergencia, para que los propietarios de institutos puedan recuperar la inversión que hicieron, a través de un sistema contingente a los excedentes, para no afectar las finanzas de la nueva corporación”.

Y el rector de AIEP, Fernando Martínez, reconoce que su institución prefiere esperar a “la tramitación de la reforma antes de tomar la decisión de transformarnos”. Al respecto, pide que se cumplan “condiciones constitucionales, que están en el fallo del Tribunal Constitucional, que dice que las instituciones con cuatro años o más de acreditación puedan ingresar a la gratuidad”.

Proyectos ministeriales

Los rectores debatieron sobre el tema en un seminario que organizó ayer Vertebral. A la instancia asistió la jefa de la División de Educación Superior, Alejandra Contreras, quien afirmó que ha habido “desinteligencias” en la elaboración de algunas propuestas ministeriales, como la reforma, a la cual próximamente le introducirán indicaciones.

“Tiene que ver con definiciones que hay que ir precisando; hay veces en que creímos que era suficiente con que estén mencionados y nos dimos cuenta de que hay que profundizarlos más, porque de lo contrario quedan desdibujados”, explicó.

Fuente: El Mercurio, 19 de octubre 2016.

Link de la nota publicada: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2016-10-19&dtB=19-10-2016%200:00:00&PaginaId=9&bodyid=3

You Might Also Like