Columnas de Opinión Noticias

Carta al director | Asignación de campos clínicos

El pasado 5 de septiembre, el Ministerio de Salud presentó en Contraloría una nueva norma técnica para regular la relación asistencial docente (RAD), además de establecer el proceso de asignación de campo clínico docente de formación profesional y técnica de pregrado.

Como Vertebral, Consejo Rector de Institutos Profesionales (IP) y Centros de Formación Técnica (CFT) Acreditados, hemos participado en las consultas públicas manifestando enfáticamente que dicha norma es discriminatoria, toda vez que incluye aspectos a evaluar que solo pueden cumplir a cabalidad las universidades, no así las instituciones técnico-profesionales.

Por ejemplo, el puntaje máximo que se otorga en el factor “acreditación institucional” lo obtendrá la institución que tenga siete años de acreditación y que haya acreditado cinco áreas. El problema radica en que, en la actual regulación sobre acreditación institucional, las áreas de posgrado y de investigación son ciertamente consustanciales a la labor universitaria. En consecuencia, los IP y CFT no podrían optar al puntaje máximo en este criterio, lo que significa un perjuicio a la hora de competir equitativamente por cupos de campos clínicos.

En el factor “enfoque curricular por carrera”, muchos de los contenidos que deben cumplir las carreras no son aplicables a carreras técnicas; por ejemplo, metodología de la investigación.

En cuanto a “desarrollo curricular”, la futura aplicación de este criterio atenta contra la homogeneidad de las carreras impartidas por una institución que esté presente en diversas regiones del país, ya que se solicita la particularización del plan de estudio conforme a las necesidades de cada servicio de salud. La diversificación regional es un atributo positivo y muy propio de nuestras instituciones. Esto nos impediría cumplir con los criterios de calidad definidos por la Comisión Nacional de Acreditación en cuanto a la homogeneidad que deben tener los programas acreditables.

Hemos remitido un informe legal a Contraloría que evidencia la falta de adecuación de esta normativa a las particularidades de los institutos profesionales y centros de formación técnica. Nuestra aspiración es que nuestras instituciones puedan postular en condiciones de igualdad, sin desvirtuar su propia naturaleza y propósitos de formación.

Creemos que los estudiantes que han elegido la formación técnico-profesional como vía de desarrollo personal y familiar deben tener a su alcance, y en igualdad de condiciones respecto de estudiantes de otras instituciones, todas las herramientas que permitan una formación de calidad.

Patricia Noda
Directora ejecutiva Vertebral

Fuente: El Mercurio

Link: http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2017-10-18&PaginaId=2&BodyID=1

You Might Also Like