Noticias Prensa

Ventajas de una creciente tendencia en educación superior

Con un importante incremento en su matrícula en la última década, los IP y CFT se han posicionado como una competitiva alternativa a la formación universitaria. La duración de sus carreras, la compatibilidad de sus programas con el trabajo y la rápida inserción laboral son algunos de sus beneficios.
Aunque por tradición la educación superior se asociaba a la universidad y la matrícula se concentraba en estos planteles, hoy las preferencias de los postulantes han cambiado. Así, en la última década ha ganado terreno la Educación Superior Técnico Profesional (ESTP), acortando las diferencias con las carreras universitarias.

“Hoy día la Educación Superior Técnico Profesional y que corresponde a los programas que ofrecen CFT e IP, son vistos por los jóvenes como opciones atractivas y efectivas para ingresar al mercado laboral. La forma en que ha evolucionado la matrícula y el interés de los jóvenes por estudiar en CFT e IP refleja esta tendencia”, afirma Hernán Araneda, gerente Centro de Innovación en Capital Humano de Fundación Chile.

Hernán Araneda cita datos que confirman este cambio. Si et año 2007 el 68% de la matrícula se concentraba en universidades y el 32% en IP-CFT, en 2016 el 46% de la matrícula estuvo en IP -CFT, e incluso en el caso de la matrícula en primer año ésta fue mayor (56%) en estos planteles.

Modalidad flexible

Al analizar las ventajas de esta oferta académica, Araneda señala como primer factor la modalidad flexible para combinar estudio y trabajo que ofrecen los IP y CFT. “El 73% de la matrícula CFT+IP está en programas vespertinos.

Esta cifra es de 27% para las universidades. Los programas de ESTP están diseñados para personas que requieren combinar estudio y trabajo, lo que resulta indispensable para un gran porcentaje de la población de estudiantes que está accediendo a la educación superior”, explica el experto en capital humano de Fundación Chile.

En tanto, Juan Pablo Guzmán, presidente de Vertebral y rector de IP y CFT Santo Tomás, destaca otras ventajas que explican el auge de esta oferta educacional “Las carreras que imparten estos centros de estudio se caracterizan por contar con programas cortos, tener una alta empleabilidad y buenos ingresos”.

Y el vocero de Vertebral añade sobre el menor costo de estos programas, que también impacta en el incremento de esta matricula. “Otra de las características de la oferta de los IP y CFT tiene que ver con entregar una propuesta más económica, lo que amplía la posibilidad de acceso a quienes quieran estudiar las carreras impartidas.

Lo anterior puede materializarse ya sea a través de becas, créditos, o bien, vía gratuidad”. Juan Pablo Guzmán y Hernán Araneda coinciden en que la empleabilidad es otra ventaja que explica el incremento de matrícula en IP y CFT, que el año pasado alcanzó a los 525 mil alumnos matriculados. La empleabilidad de los egresados de IP y CFT es al menos equivalente a la de egresados de universidades, por lo que en ambos casos es de 90% aproximadamente.

Recuadro

Rápida inserción laboral

Acceder lo antes posible al mercado laboral es una de principales expectativas de muchos egresados de educación superior, sobre todo de aquellos que provienen de familias con bajos ingresos o que tienen compromisos económicos que solventar.

“Los egresados de IP y CFT muestran una rápida inserción laboral, pues con sólo algunos meses de egreso alcanzan niveles de empleo superiores a tos que alcanza un egresado universitario en el mismo período”, sostiene Hernán Araneda, de Fundación Chile.

Según precisa el experto, el 65,5% de los egresados de IP y CFT trabajan más de tres meses en el primer año después de egresar de su carrera, en comparación al16,1% de los egresados universitarios en ese período. “Esta cifra es muy importante para jóvenes que desean o requieren ingresar al mercado laboral para generar ingresos”, destaca Araneda.

Fuente: La Tercera

You Might Also Like